miércoles, 6 de enero de 2010

Elementales del Aire, Eter-Luz


SILVANOS
Están relacionados con el viento, nubes y tempestades. Sus cuerpos son enteramente astrales, de forma humana pero un poco mas pequeños, absolutamente asexuados; sus rostros son extrañamente bellos, muy animados y controlados, pese a su aparente abandono temerario cuando se divierten, viajando a gran velocidad a través del cielo, de 15 a 20 kms. En un instante y deleitándose con la fuerza del viento.
Existen numerosos tipos de espíritus aéreos, diferentes en poder, inteligencia, costumbres y apariencia, algunos de cuales flotan cerca del suelo; otros apenas se aproximan pues no les gusta el ámbito humano.
Se observan numerosas especies de silvanos de tamaños, potencias y grados de evolución diferentes, con cierto fuego en su alegría cuando se llaman entre si, semejantes sus gritos al silbido del viento, como si fuesen valquirias.
El cuerpo natural del silvano se encuentra en el nivel astral, iridiscente, cambiante, pulsando de fuerzas astrales, pero sin verse limitado a una forma fija o precisa, capaz de materializarse al nivel eterico en una bella forma masculina o femenina, para trabajar entre las plantas, los animales o en ocasiones seres humanos.

SILFOS O SÍLFIDES
Tipo superior del reino de los espíritus de la naturaleza. Es la etapa en que convergen las líneas de desenvolvimiento de las hadas de tierra y mar (ondinas).
Son seres ya desprendidos de la materia física y su vehículo inferior es el astral. Aventajan mucho en inteligencia a las clases etéreas e igualan a la mayoría de los seres humanos, aunque todavía no están permanentemente individualizados.
Por estar tan evolucionados estos seres, pueden comprender acerca de la vida mucho más que los animales al separarse de su alma grupa, y así ocurre que son conscientes de que les falta la individualidad y anhelan lograrla.

No hay comentarios:

Publicar un comentario